Las calles de Alcoy en el siglo XIX (VIII)

Esta es la entrega número trece de la serie de publicaciones sobre el Proyecto de Ensanche y Rectificación de Alcoy de 1875. Si no has visto las anteriores, aquí las tienes:

  1. El Plano de Alineaciones de Alcoy de 1849 y sus antecedentes
  2. Proyecto de Ensanche y Rectificación de Alcoy: los planos
  3. El Plano General de Ensanche de Alcoy (I): el Centro Histórico
  4. El Plano General de Ensanche de Alcoy (II): Santa Rosa
  5. El Plano General de Ensanche de Alcoy (III): l’Eixample
  6. Las calles de Alcoy en el siglo XIX (I)
  7. Las calles de Alcoy en el siglo XIX (II)
  8. Las calles de Alcoy en el siglo XIX (III)
  9. Las calles de Alcoy en el siglo XIX (IV)
  10. Las calles de Alcoy en el siglo XIX (V)
  11. Las calles de Alcoy en el siglo XIX (VI)
  12. Las calles de Alcoy en el siglo XIX (VII)
  13. Las calles de Alcoy en el siglo XIX (VIII)
  14. Las calles de Alcoy en el siglo XIX (IX)
  15. Las calles de Alcoy en el siglo XIX (X)
  16. Las calles de Alcoy en el siglo XIX (XI)

En esta publicación vamos a continuar descubriendo el aspecto que tenían las calles de Alcoy en el siglo XIX, a través de los planos de la época, y principalmente de los planos parciales de 1849 y 1875. En esta ocasión veremos unas cuantas calles pertenecientes al Raval Vell, creado en 1304 para fortalecer la defensa de la villa y ensanchar la población.

Calle de la Escuela

Haz clic aquí para ver los planos completos.

*En los planos de 1849 y 1875 el norte tiene una orientación distinta en cada caso.

La calle de la Escuela toma su nombre, como es bastante sabido, de una escuela que se encontraba en las dependencias del antiguo Convento de San Agustín, y situada a este lado del mismo. La calle en su inicio era la separación entre el Raval en sí y el Palacio de los Lauria, ya que aún no era Convento en el año 1304. Sería poco después cuando se donó el palacio a los Agustinos, que edificaron la iglesia en el año 1338, y (según cuenta Abad Segura) en 1598 ampliaron el edificio hasta la actual Placeta de les Gallines, donde establecieron la comentada escuela.

Con respecto a los planos del siglo XIX, lo más llamativo es el estado de la esquina con la calle Santo Tomás, en la parte que linda con el Principal. Si observamos dicha esquina en 1849, vemos que el trazado es muy irregular, puesto que forma unos entrantes extraños que Jorge Gisbert pretende corregir con una nueva alineación. Sin embargo, observando otros planos de la zona podemos afirmar que el de 1849 de Gisbert no es del todo correcto, pues parece que parte de lo que se dibuja como «construido» es en realidad «proyecto». Debido a la complejidad de alinear este rincón, hay numerosos planos estableciendo una y otra vez alineaciones alternativas, el primero de ellos datado en 1844. Sin embargo, es un plano de 1863 el que nos da una idea del conflicto de alineaciones con esta esquina, y del estado original de los edificios.

La razón de ser de este plano es la delimitación de la parcela del señor Juan Fontanella, que pretendía edificar un nuevo edificio en su propiedad. En la fecha de elaboración del plano, ya había levantado la mitad de lo que quería edificar, que es el edificio justo a la derecha del Principal. En este plano vemos detalladas varias alineaciones distintas, separadas para más claridad en las imágenes más abajo:

  • La original, que forma una esquina desalineada del resto, dibujada con línea negra sólida.
  • La alineación del Plano General de Jorge Gisbert, dibujada con línea de puntos.
  • Una rectificación a la anterior, dibujada con línea carmín sólida.
  • La alineación propuesta por Fontanella con la esquina redondeada, «para mejorar el aspecto público y regularizar el solar», dibujada también en línea carmín sólida.
  • Y una alineación alternativa, «para el caso que el Ayuntamiento no acepte la anterior»

Finalmente, se llevó a cabo el proyecto de Juan Fontanella, que es el que proponía una esquina curvada, la misma que hoy en día podemos ver. Como se explica en el libro «Del Globo al Avión», de Ricardo Canalejas y J. L. Santonja, el tal Fontanella era un comerciante catalán, que construyó este edificio con finalidad comercial, uno de los primeros en la ciudad, ya que cuenta con dos plantas dedicadas al comercio de géneros.

El otro gran problema urbanístico en esta zona fue la alineación de las fachadas de la Placeta del Carmen, entre Santo Tomás y la iglesia de Santa María, donde hoy está el Masymás, que en un principio se encontraban fuera de alineación con la calle de la Escuela, y ya en 1849 se establece una solución para esa anomalía. Otros planos en 1855 y 1861 recalcaban la importancia de llevar a cabo esa reforma:

Por último, en 1875 ya vemos que todos esos problemas ya se han solucionado, y lo único que falta por cumplir es la alineación del resto de las casas, que se debían retrasar ligeramente para rectificar y ensanchar la calle. En el momento de elaborar el plano, sólo quedaban por corregir los edificios más cercanos a la Placeta de les Gallines, puesto que el resto ya se habían reedificado. De hecho, tenemos un plano de 1874, un año antes, en el que se diferencian claramente los edificios reconstruidos y los antiguos. Este plano se creó a raíz de la reedificación de los números 6 al 12 de la calle, y ofrece una vista general de la calle y otra de detalle de las parcelas afectadas:

Como curiosidad, hoy todavía no se ha terminado de ejecutar esa alineación de 1849, ya que la casa número 12 todavía está adelantada al resto unos 20 centímetros.

Calle del Portal Nuevo

Haz clic aquí para ver los planos completos.

Esta era la vía transversal al barrio del Raval Vell, que comunicaba la calle la Purísima y el Portal de Riquer con el Raval Nou a través del Portal Nou, situado en la Placeta de les Gallines. Por ese motivo recibió durante muchos años este nombre, y así se la conoce en los planos de 1849 y 1875. Hoy es la calle Ambaixador Irles.

Casas realineadas

Lo único destacable de estos planos es la evolución en la ejecución de las alineaciones establecidas en 1849. Se puede ver que en 1875 algunas de las edificaciones se han reconstruido para ajustarse a ellas, como es el caso de los números 8 al 14. Sería interesante pasear hoy en día por la calle para comprobar cuáles siguen sin alinear y cuáles son posteriores a 1849, pero como se ha derribado completamente, ya no se podrá nunca observar en vivo la evolución histórica de este barrio.

Existen algunas fotos de los años 80 y 90, y es impresionante verlas sabiendo cómo es hoy en día esa zona. Los edificios se ven muy deteriorados, pero es a causa de décadas de abandono y falta de interés, con lo que al final ya era casi imposible rehabilitarlos. Pero a pesar del deterioro que se aprecia, aún vemos un barrio, una calle, edificios. La historia de una ciudad que ha evolucionado mucho y que en pocas décadas ha borrado gran parte de su núcleo histórico. Nada más sobre los planos parciales de esta calle.

Calles de San Benito y San Agustín

Haz clic aquí para ver los planos completos.

Agrupo estas calles porque así lo hicieron Vilaplana y Balaciart en sus planos parciales, aunque Jorge Gisbert prefirió juntar la calle de la Escuela con la de San Benito (hoy el Piló). Estas dos calles formaban en su intersección una pequeña plaza, llamada de San Juan Bautista, que se encontraba al lado de la vieja torre del Postic o de la Andana, y junto al Tou de la Andana. La calle de San Benito corre paralela a la de la Barbacana, pero queda dentro del recinto amurallado. De hecho, se conserva hoy en día parte de esa muralla, así como de la torre antes mencionada.

La Placeta de San Juan Bautista

Este rincón pintoresco (cuando aún existía), sufrió una reforma a partir de 1844. Esto lo vemos en el plano de alineación de la calle de la Escuela de ese año, que también comprende este tramo de calle. Además, es más fiable que el plano posterior de 1849, ya que se corresponde mejor con planos posteriores y actuales.

Observamos una alineación bastante irregular en la calle San Benito por el lado de la muralla, justo por el tramo que se debió arruinar en los terremotos de 1620, ya que el lugar donde se rectifica el trazado es el mismo que hoy conserva lienzos de la muralla. En la casa que hacía esquina con San Agustín encontramos un trazado extraño, un saliente hacia el centro de la ya estrecha calle que no responde a ningún edificio especial en particular, que sepamos. Lo que sí indica el plano es que se ha de corregir, manteniendo la línea recta en toda la calle hasta la Placeta.

Otro pequeño detalle que aparece en el plano es que se denomina a este espacio «Plazuela nueva de San Juan Bautista». Abad Segura afirma que en los siglos XVI-XVII se llamaba a este espacio «Plazuela de San Juan Bautista», con lo que debía existir. Pero entonces, ¿a qué se debe lo de «nueva»? ¿Tiene algo que ver con la construcción extraña que hemos visto antes? Personalmente, no lo sé, y mediante los planos no lo podemos averiguar, puesto que no existen más antiguos. ¿Puede que antes del siglo XIX esta plaza fuese más pequeña, y se ampliara al empezar el siglo, dejando restos de las construcciones anteriores? Puede, o puede que no, y que el apellido de «nueva» se refiera a circunstancias completamente distintas.

Un detalle más, que se relaciona con la entrada anterior, es el elemento marcado con el número 8 en este plano, que se corresponde con un «Callejón que debe abrirse a la calle de la Barbacana», y que iría a parar enfrente de la calle San José.

Calle de San Agustín y el Tou de la Andana

En sí, la calle de San Agustín no presenta nada relevante si atendemos a los planos parciales. De nuevo, es curioso ver cómo en 1875 algunas construcciones han rectificado su línea de fachada, y otras aún no. En fotos de los años 80 se puede ver cómo era el aspecto de la calle a medio rectificar todavía.

Pintura de E. Durá Miró

Sin embargo, uno de los rincones más curiosos de esta zona lo encontramos una vez pasada la placeta de San Juan Bautista. Aquí, las casas siguen un trazado curvilíneo justo delante de la torre del Postic, y poco después, ya enderezadas de nuevo, encontramos el famoso «Tou de la Andana«, un desaparecido túnel que conectaba con la calle Virgen de Agosto. Es curioso ver que ningún plano lo representa como túnel, sino que se dibuja directamente la calle abierta, probablemente para no confundir y que se piense que es un callejón sin salida. Veremos más sobre el Tou más adelante, ya que existe un plano de los de 1849 que representa de forma separada la «Calle de la Andana».

Calle San Gregorio

Haz clic aquí para ver los planos completos.

Otra de las calles de poco recorrido de la ciudad, ya que no cruza todo el Raval Vell, sino que se queda en la calle Ambaixador Irles. Es la primera que aparece en el Álbum de Jorge Gisbert, y en ese plano de 1849 no podemos destacar nada más que el nuevo ancho de 16 palmos que se le da, bastante parecido al que ya tenía.

En la colección de planos parciales del Proyecto de Ensanche y Rectificación de 1875, ocurre al contrario: esta calle es la última que aparece. En cuanto a los detalles, aparte de la numeración de las casas y la extensión de las mismas, no encontramos nada relevante. Tal vez el hecho de que no se haya reconstruido ninguna casa desde 1849, puesto que ningún edificio se ajusta a la nueva línea.

Calle Virgen de Agosto

Haz clic aquí para ver los planos completos.

Esta calle es una de las transversales del Raval Vell, de las más largas. Va desde la calle Santo Tomás hasta la de la Andana (en 1849), o hasta la de San Jaime (en 1875). Vamos a ver primero los planos de 1849, principalmente el del tramo que se denomina «Calle de la Andana», puesto que el de la calle Virgen de Agosto no tiene mucho que destacar.

El Tou de l’Andana

Guía Vicedo

Este túnel, que ya hemos mencionado anteriormente, era uno de los rincones más curiosos del Alcoy antiguo, ya que consistía en un túnel por debajo de una vivienda, y que seguía el contorno de la antigua muralla por el interior de la misma. Viniendo desde la calle Virgen de Agosto, el túnel salía justo delante de la torre del Postic (en el plano, al lado de la palabra «Andana»). En el plano de 1849 vemos la esquina saliente correspondiente a dicha torre medieval, pero el Tou no se representa. En su lugar, parece que la calle está completamente abierta. Seguramente se tomaría como línea de fachada aquella que se encontraba dentro del túnel, y para el plano se ignoraría la casa que hay por encima.

El nombre «de la Andana», tanto de la calle como del Tou, viene probablemente de las escaleras que había justo enfrente de la calle Virgen de Agosto, nada más salir del Tou, para bajar a la calle San Roque. Este atajo lo podemos ver con detalle en el plano de 1875, donde aparece a la derecha de la casa nº53 un hueco rotulado «San Roque», indicando la bajada a esa calle. En la entrada sobre la calle San Roque veremos qué aspecto tenían las escaleras vistas desde el otro lado. En 1849 no se dibuja este paso, no sabemos bien por qué, aunque la precisión de estos planos es más bien irregular.

El aspecto del Tou lo podemos ver mediante las fotografías anteriores a la reforma de los años 80-90, en la que se creó la actual Placeta de les Xiques:

Para terminar con los detalles de estos planos, en el del año 1875 aparece dibujada una prolongación de la calle hacia el lado del Barranc de Na Lloba. Está indicada en tinta azul, con lo que significa que fue una adición posterior, que no llegó a ejecutarse.


Esto es todo por ahora, en la siguiente entrada acabaremos de ver las calles que faltan del Raval Nou, es decir, Santo Tomás, San Jaime, Purísima y San Roque, y más adelante entraremos en el núcleo primitivo de la ciudad, la Vila.

Ver la siguiente entrada: Las calles de Alcoy en el siglo XIX (IX)

Comparte

Share on facebook
Share on linkedin
Share on twitter
Share on telegram

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *